El eterno externo

Soumis par donations le mer 01/11/2017 - 19:44

Todo iba bien en mi vida hasta aquel fatídico viernes del 2008. Yo ere el jefe de un pequeño departamento, controlaba mi trabajo y pensaba que era reconocido en la empresa. Lo recuerdo muy bien, todo el mundo estaba contento pues empezaban las vacaciones de agosto. Nadie trabajaba menos yo, mi jefa me había mandado hacer un informe de todo el departamento antes de las vacaciones, pero no me importaba, por fin un mes de libertad… Después de comer mi jefa me llamo al despacho para un tema importante. No sospechaba nada.